XII Congreso de Institutos Seculares de América Latina y el Caribe

Buenos Aires (AICA): Entre el martes 17 y el sábado 21 de julio se desarrolló el XII Congreso de los Institutos Seculares de América Latina y El Caribe en Buenos Aires. Con el lema, “Vivimos animados por el Espíritu”, fue organizado por la Junta de Institutos Seculares de la Argentina (JISA). Asistieron más de 200 laicos consagrados seculares de más de doce países.


Finalizó el XII Congreso de los Institutos Seculares de América Latina y El Caribe que se desarrolló entre el martes 17 y el sábado 21 de julio en el predio del “Colegio María Auxiliadora”, Yapeyú 132 del barrio porteño de Almagro.

Con el lema, “Vivimos animados por el Espíritu”, fue organizado por la Junta de Institutos Seculares de la Argentina (JISA). Asistieron más de 200 laicos consagrados seculares de diversos países del continente latinoamericano: México, Centroamérica, Perú, Bolivia, Venezuela, Chile, Ecuador, Colombia, Uruguay, Paraguay, Brasil y la Argentina

El tema principal que se desarrolló fue “Llamados a ser sal y luz en medio del mundo: Consagrados seculares, vivamos en profundidad nuestra identidad”. El objetivo principal del encuentro fue profundizar sus identidades personales.

Se contó con la presencia de monseñor Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, presidente de la Comisión Episcopal de Vida Consagrada. “Vocación Secular: Don de Dios” y “Espiritualidad Secular: Una vida según el Espíritu en la entraña de la historia” fueron algunos de los ejes de los momentos de formación, donde distintos disertantes brindaron su mirada vocacional.

El congreso tuvo también momentos culturales donde los participantes compartieron las costumbres típicas de sus países, comida y shows artísticos.

El papa Francisco envió sus saludos a los participantes del congreso, donde los alentó “a dejarse llevar cada vez más por la novedad del Espíritu Santo, para que sean custodios de la contemplación en medio del mundo y sientan el llamado constante a salir de sí mismo para ir al encuentro de los hermanos más necesitados del amor de Dios”.

El prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (Civcsva), el cardenal João Braz de Aviz, también se hizo presente con un mensaje en el que les habló sobre el estilo de vida que se propone para los miembros de los Institutos Seculares: “ser fieles a la propia vocación, descubrir y actuar los nuevos caminos más oportunos”. Y los exhortó a ser cercanos “para un redescubrimiento y una revalorización de la acción interpeladora de Dios en la vida humana y en la historia”.

Monseñor Miguel Esteban Hesayne, obispo emérito de Viedma, los instó a tener un “carisma nuevo y original a favor del laicado” y a ser “testigos”, con conciencia de su consagración secular.

El jueves 19 compartieron la misa en la Catedral Metropolitana y, por la tarde, trabajaron sobre la temática: “Caminar juntos y afianzar nuestra pertenencia en fraternidad”. El sábado 21 la misa de clausura tuvo lugar en la basílica de Luján.


PONENCIAS


VIDEOS

SUBIR